La finalización del edificio del CAT se retrasa hasta agosto

D. A.
-
Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (Cide) del Círculo de las Artes y la Tecnología (CAT). - Foto: Rosa Blanco

La alcaldesa lo atribuye a problemas sobrevenidos por el tiempo que estuvo la obra parada, pero asegura que la demora no afectará al acuerdo con las empresas que prevén ubicarse allí

Después de ocho años en los que se han alternado las obras del edificio del CAT con largos parones, la quiebra de su primera constructora y el conflicto administrativo con el Gobierno que obligó a devolver una subvención de un millón y a pagar 9,7 de forma anticipada por un préstamo, intereses aparte, lo raro habría sido que la última fase se acabara en la fecha prevista. Y desde luego que no va a ser así. Rogasa, adjudicataria de estas últimas obras, contaba con seis meses de plazo para llevarlas a cabo. Empezó a finales de diciembre y, en teoría, debía haber terminado ahora, pero la alcaldesa, Clara Luquero, confirmó este jueves que tocará esperar al menos hasta agosto, aunque trató de restar importancia al asunto.
«Ya sabéis que todas las obras tienen sus incidencias, nunca se cumple estrictamente el plazo establecido, es un milagro cuando se cumple», justificó. ¿Pero cuáles han sido las incidencias? «Hay cosas, por ejemplo ascensores y otros temas... Era un edificio inconcluso desde hace años, y entonces cuando se retoman las obras uno se encuentra con problemas que no esperaba tener y que hay que ir solventando», respondió.
¿Y qué pasa con las nueve empresas que han anunciado su intención de alojarse en este edificio a partir del verano? «Sí, no hay problema, el acuerdo es firme, ¿No afecta esto a sus planes? «Para nada, porque nosotros empezaremos la tramitación para ver cómo contratamos esos espacios con ellas una vez concluido el edificio», prosiguió Luquero ante las preguntas que le hicieron los periodistas durante la rueda de prensa que ofreció para tratar diversos asuntos tras la sesión semanal de la Junta de Gobierno Local. 
Respecto a las condiciones en que estas empresas se instalarán, Luquero declinó dar detalles de momento porque, según señaló, es una cuestión que «están viendo en la Concejalía (de Desarrollo Económico, Empleo e Innovación) con los técnicos municipales» y aún puede sufrir variaciones. «Los documentos pueden estar preparados, pero el expediente no se puede iniciar hasta que no esté el edificio acabado», incidió.
Las empresas tecnológicas que anunciaron su intención de abrir sede en este edificio son PigChamp, Biobullet.Bioammo-Febios, Delonia, Grupo Jomagar.Primer paso, Next Lab/Paramotion, Seidor, Mejora tu ciudad, Limmat y Minsait (filial de Indra). 
tortuosas obras. Volconsa empezó a construir el Centro de Innovación yDesarrollo Empresarial (Cide) del CAT en mayo de 2011 con un plazo de ejecución de 15 meses.Debía acabar en el verano de 2012, pero lo que llegó fue su quiebra en junio de 2013. El bloqueo de la ayuda estatal prolongó el parón hasta que entre octubre de 2014 y mayo de 2015 se acometieron obras con fondos municipales para evitar que se echara a perder lo ya construido, y desde entonces, otro parón que se ha prolongado hasta finales de 2018, que fue cuando Rogasa inició la fase de finalización del CATcon un plazo de seis meses y un presupuesto de 3,6 millones; o 2,9 si se excluye el IVA, ya que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento dice que podrá deducirse en este caso. Sí hubo entre medias unas obras, en 2016, para acondicionar instalaciones del edificio como centro de danza para el Instituto Alicia Alonso, pero aquel proyecto no llegó a cuajar. En el caso de las nueve empresas se supone que su compromiso es «firme», según Luquero, pero de momento lo que toca es acabar el edificio.