Iglesias defiende que no "pide la luna" sino la coalición

Europa Press
-
Iglesias defiende que no "pide la luna" sino la coalición - Foto: Julio Muñoz

El líder de la formación morada insiste que su partido tiene que formar parte del gobierno de Sánchez y recuerda que los votantes del PSOE "gritaban a las puertas de Ferraz que con Rivera no"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido en que no va a "pedirle la Luna" al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, sino un "Gobierno de coalición que garantice los derechos sociales tal y como indica la Constitución Española". 
"Se ha acabado la época del bipartidismo en la que se asumía que se hacían las cosas sin consultar con nadie y se está abriendo una etapa donde los ciudadanos nos han dicho que nos pongamos de acuerdo", ha destacado Iglesias para después puntualizar que el acuerdo debe de ir de la mano de Unidas Podemos y no de Ciudadanos. Sobre este aspecto, el líder de Podemos ha recordado que los votantes del PSOE "gritaban a las puertas de Ferraz que con Rivera no". Un "grito hermoso" porque "demuestra que hay una mayoría social progresista que dice que quiere un Gobierno que sustituya la dinámica de insultos y zancadillas por la cooperación". 
Además, ha recalcado que la política tiene que ver "con el peso que tiene" cada partido en el Congreso de los Diputados y Unidas Podemos "cuenta con 3,7 millones de personas". Por eso, ha insistido en que su partido tiene que formar parte del Gobierno de Sánchez en el que hay que "cambiar la vida de la gente". "Y hemos aprendido que se cambia con más facilidad desde el Gobierno", ha añadido. 
Sin embargo, Iglesias ha admitido que las propuestas del programa de su formación son "una tarea difícil", pero por la que están "dispuestos a negociar" porque considera que un gobierno democrático es aquel que "apuesta por la justicia social". "Planteamos un programa pensando en los artículos de la Constitución que amparan a la gente", ha añadido. 
En su intervención, Iglesias también ha confesado que entrar en el Gobierno "tiene riesgos" porque hay que "cabalgar con las contradicciones" de las empresas o bancos que aconsejan a Sánchez que no pacte con Unidas Podemos. Sin embargo, ha considerado que dichos consejos son porque "verdaderamente se pueden cambiar las cosas desde dentro del Estado". "Nuestro objetivo es cambiar la vida de la gente, no darnos golpes en el pecho", ha sentenciado.