El SUV chino llega a España

SPC- Agencias
-

El IX5 mezcla una estética atractiva con un gran equipamiento tecnológico

El SUV chino llega a España

El fabricante chino DSFK ha desembarcado en España con su todocamino con carrocería coupé de cuatro puertas iX5, que destaca por incluir de serie un equipamiento muy amplio. Mide 4,68 metros de largo, 1,86 de ancho y 1,64 de alto, y monta un propulsor de gasolina de 1.5 litros Turbo de cuatro cilindros en línea con 150 caballos de potencia de la marca Mitsubishi.
También está disponible con un motor bifuel (gasolina y GLP) con la misma potencia con el que el vehículo obtiene la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Esta mecánica está asociada a un cambio automático por variador continuo del fabricante alemán ZF Friedrichshafen. Más adelante la gama se completará con una versión más potente de 174 caballos. Con el propulsor de 150 CV alcanza una velocidad máxima de 160 km/h, que en la versión más potente se incrementa hasta los 170 km/h.
El portón trasero dispone de accionamiento eléctrico, que permite su apertura o cierre de cinco formas diferentes: con el mando a distancia, desde el salpicadero, con el propio botón, al pasar el pie bajo el paragolpes o mediante órdenes vocales. El techo panorámico con accionamiento eléctrico se suma a su extenso equipamiento de serie.
El SUV chino llega a EspañaEl SUV chino llega a EspañaLa tapicería de cuero napa está confeccionada según las técnicas empleadas por las grandes firmas textiles francesas y los asientos delanteros disponen de calefacción y regulaciones eléctricas.
Tres pantallas rodean al conductor: la del cuadro de instrumentos es de 10 pulgadas y las otras dos están situadas en el centro del salpicadero. Seis airbags, cámara 360º, sistema de infoentretenimiento con asistente por voz y 155 funciones inteligentes son otros de elementos que incluye, así como la posibilidad de convertir al teléfono en un mando de control remoto para poder climatizar el vehículo antes de utilizarlo o consultar los datos de mantenimiento.
Además de un chasis y carrocería con una elevada rigidez, que aporta precisión y un elevado dinamismo de cara la seguridad activa gracias al empleo de aceros de ultra alta resistencia, el DFSK IX5 exhibe importantes ayudas electrónicas a la conducción. Con aviso de colisión frontal, de abandono involuntario de carril y un avanzado control de estabilidad entre otros. También aporta una buena seguridad pasiva. La cámara integrada en el interior, que graba todo lo que sucede durante la conducción, puede ser de gran utilidad ante un accidente, una denuncia por infracción o, simplemente, como recuerdo de un tramo que nos gustó en un viaje.


El SUV chino llega a España
El SUV chino llega a España