Tensión en el pleno de constitución de La Lastrilla

Nacho Sáez
-
Tensión en el pleno de constitución de La Lastrilla

La exconcejala Carmen Horcajo presenta una denuncia por presuntos insultos del alcalde, aunque este los niega.

Los pactos y las viejas rencillas tienden a elevar la tensión en los plenos de constitución de los ayuntamientos. El pasado sábado uno de los más calientes se vivió en La Lastrilla, donde la exconcejala del PP Carmen Horcajo presentó una denuncia ante la Guardia Civil por presuntos insultos del alcalde, Vicente Calle. Este niega que tuviera ninguna discusión con ella.

En el relato que realizó ante los agentes el pasado sábado, Horcajo asegura que Calle la llamó "a voces" sinvergüenza en dos ocasiones cuando el pleno ya había finalizado y se dirigió a saludar a un concejal del PSOE. Pone como testigos a ediles de otras formaciones, que la habrían arropado "por miedo a que la siguieran increpando o pegando algunos de los asistentes", tal y como consta en la denuncia.

Y es que la exconcejala popular -que dimitió del grupo municipal del PP el pasado mes de febrero y denunció al alcalde por ofensas, aunque el caso fue archivado por el juzgado- cuenta que una vecina se dirigió a ella "a voces" reprochándola que hubiera acudido al pleno ("No sé cómo se atreve a venir aquí. No sé cómo tiene la poca vergüenza de venir aquí") y que otro de sus antiguos compañeros de Corporación, Benito Martín, también del PP, "ha levantado la mano y ha vociferado diciendo 'vete a tomar por culo de aquí".

Horcajo también indicó en la denuncia que una edil allí presente la animó a acudir a la Guardia Civil, subrayó que no es la primera vez que es insultada por el alcalde y solicitó protección y medidas legales por miedo a represalias hacia ella y hacia su familia por parte de Calle y su entorno. Según apuntó, durante la campaña electoral su coche apareció con una ventanilla rota.

Preguntado por esta redacción por los hechos, el alcalde ha negado que discutiera con ella y ha explicado que tan sólo realizó un comentario a un concejal de otro partido ("Qué sinvergüenzas son"), sin dirigirse a nadie en concreto. "Esta persona fue a provocar al pleno nada más. Estuvo grabando y provocando a las personas que son afines a mí y un hijo mío se puso a llorar porque no aguanta más. Durante la campaña no ha dejado de provocarme y tiene una persecución a muerte contra mí, pero no tuve ninguna discusión con ella", ha argumentado Calle.