Avanza el desmontaje de los contenedores soterrados

D. A.
-

Operarios municipales retiran la estructura metálica de la isla de Platero Oquendo, tal y como se acaba de hacer en la de la plaza del Potro, donde se procede en estos días a rellenar el hueco para dejarlo a la misma altura del entorno y adoquinar

Trabajos de desmontaje de la isla de contenedores soterrados de Platero Oquendo.

Operarios municipales desmontaban este martes los buzones y el resto de la estructura metálica de la isla de contenedores soterrados de la plaza de Platero Oquendo, inhabilitada desde que se puso en funcionamiento el servicio de quita y pon y la recogida puerta a puerta en buena parte del casco histórico para despejar de contenedores las zonas monumentales durante el día. También se selló entonces la isla de la plaza del Potro, cuya estructura metálica ya se desmontó la semana pasada, mientras que en estos días se procede allí al rellenado del hueco para dejarlo a la altura de su entorno y adoquinar.

Según indica el concejal de Medio Ambiente, Ángel Galindo, el desmontaje de las partes metálicas es relativamente rápido, pero el rellenado y adoquinado lleva más tiempo. "Puede prolongarse una semana o algo más, y cuando se acabe con la isla de la plaza del Potro se hará lo mismo con la de Platero Oquendo". 

Una vez se complete el desmontaje de estas dos islas "se habrá dado cumplimiento a lo previsto en el contrato del servicio de limpieza y retirada de residuos", aunque, como ya informó El Día a finales de junio, también se cuenta con retirar más adelante al menos otras dos islas: la de la plaza Oriental, cuando se ejecute el proyecto de reurbanización de la zona de terrazas de la plaza de la Artillería, redactado y aprobado ya este año; y la de la plaza de San Esteban, cuando se materialice la supresión de aparcamientos prevista allí.

Respecto al servicio de quita y pon, el concejal de Medio Ambiente recuerda que su objetivo es "proteger el patrimonio y mejorar la imagen de las zonas monumentales, dejándolas libres de contenedores la mayor parte del día", al tiempo que asegura que continúan "haciendo seguimiento" por si fuera necesario llevar a cabo algún nuevo ajuste. Ya en Platero Oquendo precisamente se decidió poner un tercer contenedor de orgánica-resto (no antes de las 20.00 horas de cada día) para intentar evitar que se quedaran bolsas fuera por desbordar la capacidad, y aunque en los últimos meses se han vertido críticas desde CsPodemos y el PP, aludiendo a quejas trasladadas por hosteleros y comerciantes, Galindo replica que "a la Concejalía no ha llegado ninguna propuesta concreta de mejora por parte de estos grupos".

"En estos meses hemos estado en contacto con hosteleros y comerciantes y hemos analizado diferentes cuestiones pero, aparte de la decisión de poner otro contenedor en Platero Oquendo, hemos visto más actos incívicos que problemas propios del servicio", afirma. Alude así a bolsas depositadas junto a los contenedores sin que estos estuvieran llenos "o incluso muebles". "No dejan de ser problemas que nos preocupan, claro, y esperamos que la Policía Local actúe si es necesario; igual que también me preocupa que la oposición saque una foto de muebles junto a contenedores para justificar críticas al servicio de limpieza, porque indirectamente están legitimando un acto incívico", añade.

Por lo demás, "cambios sustanciales en el servicio no se van a dar". "Siempre puede haber algún detalle, ajuste o modificación para ir adaptándonos a las necesidades que se vayan detectando, pero el servicio está bastante testado y no vemos motivo para hacer grandes cambios".