El campo se anticipa y crea bolsas de empleo para temporeros

P. Velasco
-

Administraciones y opas descartan problemas de mano de obra en las campañas de la Comunidad

Imagen de archivo de un grupo de temporeros trabajando en la vendimia en la Ribera del Duero. - Foto: Luis López Araico

Una buena planificación de las campañas, conociendo la demanda real de mano de obra temporal que necesita el campo castellano y leonés, es el principal objetivo con el que trabajan ya administraciones y organizaciones profesionales agrarias (opas) para evitar llegar al mes de julio, momento en el que se iniciará la recogida de la patata que necesita un mayor número de temporeros, sin tener los problemas o necesidades que se han producido en otras comunidades autónomas por las restricciones que el estado de alarma debido al coronavirus ha provocado y la imposibilidad de que lleguen trabajadores de otros países.
Aunque Castilla y León no es de las comunidades que necesita una mayor mano de obra para el desarrollo de las campañas agrícolas, desde los sindicatos calculan que entre 20.000 y 30.000 personas trabajan de forma temporal en el campo durante todo el año, más de 16.000 de ellas en la vendimia, donde se calcula que un 60 por ciento de las personas que vienen a recoger la uva es extranjera.
Ante esta futura situación de incertidumbre, las organizaciones profesionales agrarias y las administraciones han puesto en marcha medidas para paliar la necesidad de mano de obra y que consisten principalmente en la creación de bolsas de empleo.
Este es el caso de Asaja, que ha abierto en su página web y a nivel nacional una iniciativa para que las personas que estén en disposición de trabajar se puedan ir apuntando y así constituir una bolsa de trabajo en la que se ponga en común a agricultor y trabajador. «Tenemos dificultades a la hora de comercialización de nuestros productos y encontrar mano de obra para algunos sectores. A posteriori tenemos problemas en las hortalizas, en el viñedo con la poda en verde y tendremos problemas cuando haya que hacer la recolección de la patata para junio o julio y en septiembre u octubre para la vendimia. Esperemos que en ese momento todo esto esté resuelto y se puedan desarrollar», detalla el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, que recuerda que hay sectores masivos que requieren de cuadrillas de gente que viene de fuera.
Además, insiste en que «el campo tiene sus periodos y, pese a que Castilla y León no es de las comunidades que más mano de obra requiera, pero aun día hay cultivos donde son necesarios».
Real Decreto

El Pleno del Congreso convalidó el pasado miércoles el decreto ley con el que el Gobierno flexibiliza la contratación en el campo ante la falta de mano de obra por la crisis del coronavirus, y que permite la contratación de parados que seguirán cobrando la prestación por desempleo, así como de colectivos de inmigrantes, y ha aprobado tramitarlo como proyecto de ley, por lo que podrá introducir cambios.
Una medida valorada por las opas y que consideran que evitará que existan problemas de mano de obra en nuestra Comunidad. «El decreto que ha sacado el Ministerio facilita que haya más trabajadores disponibles, porque facilita que incluso gente que está en el paro pueda ir a trabajar al sector agrario, eso está muy bien, porque además se amplía la posibilidad de ir a trabajar», señala el secretario general de UPA en Castilla y León, Aurelio González, que recuerda que también hay inmigrantes que pueden quedarse a los que se les ha caducado el permiso de residencia, mano de obra joven extranjera o incluso autónomos que están en proceso de cese de actividad.
Pero para prevenir, UPA también ha decidido poner en marcha la creación de una bolsa de trabajo en todas las provincias de la región para poner en contacto a los productores con los demandantes de empleo en el sector agrario de Castilla y León. Se trata de una iniciativa que tiene un doble objetivo. Por un lado, generar una bolsa de empleo de temporeros que quieran trabajar en el campo de la comunidad autónoma, y por otro, que los agricultores y ganaderos que necesiten mano de obra para campañas específicas puedan acceder a trabajadores, y por lo tanto se atienda con antelación cualquier problema de falta de mano de obra para las campañas que se avecinan. 
Así pues, UPA va a facilitar a sus afiliados que demandantes de empleo y agricultores o ganaderos que necesiten trabajadores en el sector agrario puedan contactar en una situación de excepcionalidad como la actual.
Sin gente de otros países

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus impedirá probablemente la llegada de mano de obra de otros países para las campañas agrícolas de los próximos meses en Castilla y León , «porque seguramente esto se alargue en el tiempo», asegura el coordinador regional de UCCL, Jesús Manuel González Palacín, que también se refiere a las ventajas que el Real Decreto aprobado por el Ministerio de Agricultura como la solución a este problema a corto plazo.
«Nos hemos puesto deberes con las administraciones, el primero conocer con la máxima antelación las zonas y los demandantes de empleo en el sector agrario. Con esa demanda trasladársela al Ecyl y a la Delegación del Gobierno. Y si fuera necesario pues convenientemente se habilitaría el Real Decreto que permite a las personas en situación de desempleo acceder a los trabajos sin perder los derechos sin dejar de cobrar los subsidios, que nos viene muy bien», indica González Palacín, que recuerda que el problema es que se necesitan para una época concreta del año.



Las más vistas