Una ola de calor que no da tregua

EFE
-

Más de 30 provincias españolas se encuentran inmersas en un ascenso imparable de las temperaturas y unos marcajes mínimos que no bajan de los 20 grados

Una ola de calor que no da tregua - Foto: Marcel Guinot

La ola de calor que afecta a gran parte de la península y Baleares no da tregua y 32 provincias estarán en aviso de nivel amarillo (riesgo), naranja (riesgo importante) y rojo (riesgo extremo) por temperaturas máximas, especialmente en las provincias de Huesca, Zaragoza, Barcelona, Gerona, Lérida y en la comunidad de La Rioja, donde mañana se activará la alerta roja por valores iguales o superiores a 42 grados. El episodio de calor "irá a peor en todo el área del valle del Ebro", ha avanzado Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien advierte de que, ante la persistencia e intensidad de las altas temperaturas, es recomendable consultar los datos que la web de la Aemet actualiza. "Es muy importante que la población, ante estas temperaturas tan extremas, se mantenga adecuadamente informada", ha observado el meteorólogo.
Pero el calor no solo incidirá este viernes con fuerza en el noreste peninsular: Extremadura -hoy sin aviso por este episodio- tiene activada para mañana la alerta naranja (riesgo importante) por máximas que subirán hasta los 40-41 grados en ambas provincias.
Madrid continuará el viernes con mucho bochorno en toda la comunidad, donde se alcanzarán 41 grados en el área metropolitana, Henares, zona sur y oeste y Las Vegas y hasta 38 grados en puntos de la sierra, y en Andalucía, las provincias de Córdoba y Granada pasan a estar bajo aviso naranja por temperaturas de 40 grados.

 

Sin fecha final exacta

Las temperaturas nocturnas serán también significativamente altas, manteniéndose las mínimas por encima de los 20 grados en amplias zonas, e incluso podrían no bajar de los 25 grados en puntos del interior de la mitad sur y centro peninsular, valle del Ebro y área mediterránea.
A este respecto, el portavoz ha señalado que ayer se batieron récords de mínimas para un mes de junio dentro de la serie 1981-2010, y así en el puerto de Palma se alcanzaron 26,3 grados y en Teruel 22,8 grados, entre otros valores. Las máximas alcanzadas ayer también han fulminado alguna efeméride de valores máximos, como es el caso del aeropuerto de Bilbao, donde ayer se anotaron 39,6 grados -el valor más alto de junio desde 1981- o los 36,7 grados de Molina de Aragón, con 36,7 grados, -el registro más alto desde 1951-.
Aunque con valores no tan elevados como los del fin de semana, es probable que las altas temperaturas persistan hasta el lunes próximo, inicio de julio, sin embargo -ha insistido el portavoz- no se puede descartar que se prolonguen algunos días más, al menos en algunas zonas. "Aún no se puede determinar con exactitud el final de esta ola de calor, pero para el martes próximo se vislumbra una ligera bajada de las temperaturas y por tanto una mejoría", ha subrayado García.
Ante esta situación, la Agencia de Meteorología también advierte de que el riesgo de incendios forestales se ha agudizado para hoy y mañana: en concreto, el riesgo es "extremo o muy alto" en el País Vasco, Cataluña, Aragón, La Rioja, Madrid y en algunas áreas de la Comunidad Valenciana y de Andalucía.
Este episodio de calor ha elevado el índice de radiación ultravioleta en la mayoría de las capitales, sobre todo en Teruel, Jaén y Granada, que hoy registran valores máximos de once, de una tabla ente 9 y 11. Dicho índice es una medida de la intensidad de este tipo de radiación sobre la superficie terrestre relacionada con los efectos sobre la piel humana.