La Segoviana envía un mensaje de tranquilidad

Nacho Sáez
-
El director deportivo de la Segoviana, Ramsés Gil, en una imagen de archivo. - Foto: Juan Martín-Gimnástica Segoviana

El director deportivo asegura que «habrá equipo para pelear con los mejores» a pesar de las salidas en cascada de Facundo, Mika, Agus Alonso, Charly y Juan de la Mata.

Las salidas en cascada de Facundo, Mika, Charly, Agus Alonso y Juan de la Mata y la ausencia de fichajes –al menos al cierre de esta edición– han extendido cierto manto de desilusión entre la afición de la Segoviana. Parte de ella apremia al club respecto a la configuración de la plantilla al ver cómo otros rivales presentan a sus primeras incorporaciones. El director deportivo gimnástico, Ramsés Gil, ha salido al paso para enviar un mensaje de calma. 
«Terminar tan tarde la temporada condiciona por completo la planificación, pero debemos estar tranquilos. Estamos satisfechos por cómo va todo a estas alturas. Precipitarse es el mayor error», ha señalado en declaraciones a la página web del club. Desde el propio club se apunta que Ramsés «pasa las 24 horas del día pendiente de la planificación de la plantilla» y se subraya que «mantiene muchos frentes abiertos para confeccionar el mejor plantel posible».
La exigencia volverá a ser máxima la próxima temporada. El fracaso en el ‘play off’ de ascenso a Segunda División B de los cuatro equipos castellanos y leoneses dibujan un escenario con el Zamora, la Arandina y la Segoviana como principales candidatos al título y la incógnita acerca del rendimiento de otros equipos como el Atlético Astorga, el Real Ávila, el Numancia B o el Cristo Atlético. Aun así, el director deportivo azulgrana se muestra convencido de que «habrá equipo para pelear con los mejores». «Nuestros socios pueden estar seguros», ha añadido en esa misma entrevista en la web del club, en la que además ha desvelado el interés por recuperar al canterano Guille Duque.
«Fue un disgusto su salida y sería una alegría su vuelta. Su polivalencia es un plus», argumenta, al tiempo que resta importancia a las salidas que se han producido: «El hecho de ver que nuestros jugadores encuentran destinos con condiciones mejores para ellos debe ser también motivo de orgullo para nosotros. Han dado todo por este escudo y les deseamos lo mejor. sirve para que otros futbolistas de calidad que quieran progresar vean que nuestro equipo es el mejor escaparate posible».
Aún quedan unos días para que el equipo regrese al trabajo y todavía se desconoce el calendario de competición, por lo que quizás sea pronto para que se enciendan las alarmas sobre las aspiraciones gimnásticas.