Urbano de corazón

Patricia Martín
-

'Los diez lugares' de Víctor García Rubio, presidente de la Junta de Cofradías de Segovia

Víctor García Rubio, en la plaza de la Merced. - Foto: Rosa Blanco

Víctor García Rubio (Segovia, 1988) considera el barrio de San Andrés su segunda casa y a sus vecinos, su segunda familia. Estudió en el Colegio ‘Domingo de Soto’. Es ingeniero Técnico Industrial por la Universidad Politécnica de Madrid y es trabajador autónomo en la enseñanza dentro del ámbito científico. Con 29 años, asusmió en noviembre de 2017, la presidencia de la Junta de Cofradías de la Semana Santa de Segovia. También fue tesorero, con la anterior directiva. Pertenece a la Feligresía de San Andrés. Le gusta el fútbol sala, ver partidos oficiales en el ‘Périco’ y jugar alguna que otra ‘pachanga’ con sus amigos. 

1. La Plaza de la Merced. Pasó su infancia jugando en esta plaza donde alguien siempre acababa empapado en el pilón. Después han sido muchas horas por sus calles y en la Iglesia ensayando con la banda El Cirineo, con parada obligatoria al finalizar en Las Tres BBB, y preparando la Tajada de San Andrés. Presume de tener muchos y grandes amigos con los que comparte grandes momentos durante Semana Santa y las fiestas de Segovia. Destaca la belleza de las Canonjías, la Judería, con la Catedral y el Alcázar de fondo.
2. La Plaza del Doctor Laguna o ‘Los Huertos’. En el colegio ‘Domingo de Soto’ conoció a los que siguen siendo sus mejores amigos. Participaron en la elaboración del periódico del cole y tuvieron la suerte de conocer el fútbol sala con grandes jugadores como Daniel Ibañes o Adolfo Boni. Y pasarse la tarde entera jugando en los jardines, sin olvidar, las visitas a la tienda Autoservicio Los Huertos.
3. Calle Infanta Isabel o de Los Bares. Lugar por excelencia para reunirse con amigos, para tomar un café o unas cañas, en el San Miguel, El Sitio, Los Tarines, Santana o el Figón de los Comuneros, con sus buenos pinchos. Mención especial para las hamburguesas del San Luis, y para su lugar favorito, el JC con sus torreznos, patatas con pimientos, sus Copas Davis y la peculiar simpatía de Juan Antonio. 
4. Papelería Artes Gráficas, Herrería, 22. Todavía puede oler el inconfundible aroma del patio donde anteriormente estaba instalada la tienda, muy cerca de la Casa de los Picos. Recuerda ir cada año para comprar material escolar y, por Navidad, pasarse las horas muertas viendo todas las figuritas y accesorios para poner el Belén. Todavía visita habitualmente la tienda, en su actual ubicación. Se ha perdido el encanto del patio, pero la amabilidad sigue muy presente.
5. Plaza Mayor de Segovia. Un gran espacio de reunión para gente de todas las edades. El Teatro Juan Bravo, donde disfrutar de múltiples y diversas actuaciones, al igual que en ciertas ocasiones, en el kiosco de música la emocionante interpretación del Himno a Segovia, en San Frutos y San Pedro. Además de la Iglesia de San Miguel, donde fue proclamada Reina de Castilla Isabel la Católica y la Catedral, con su deslumbrante arquitectura y sus capillas que cuentan con infinidad de obras de arte, en especial el Cristo Yacente, de Gregorio Fernández.
6. Muñopedro. El pueblo de su familia materna, al que le une familiares y amigos, aunque no va tanto como le gustaría. Asegura que siempre es un placer estar allí porque es un pueblo muy acogedor, lleno de gente encantadora. Sus fiestas patronales de San Miguel se viven con muchísima alegría e intensidad con todo el pueblo volcado en cada actividad cultural y reinando el buen ambiente.
7. Jardines del Palacio Real de La Granja. Un paraje natural donde respirar aire puro cerca de la sierra. Además, las fuentes monumentales y el Palacio Real ofrecen muy bellas estampas. Ideal para dar un buen paseo y desconectar del día a día donde se conjugan en perfecta armonía la naturaleza y las obras hechas por el hombre. 
8. Alameda de la Fuencisla. Tiene un magnetismo que atrapa. Tiene las mejores vistas del Alcázar, además de poder visitar el Santuario de la Virgen de la Fuencisla que es un lugar precioso, al igual que la Huerta de los Padres Carmelitas, un lugar de paz y tranquilidad con una preciosa panorámica de la ciudad. También quedan cerca las Iglesias de San Marcos y la Vera Cruz, que podrían completar una ruta turística muy interesante con varios puntos de interés muy próximos y, en su opinión, bastante desconocidos para el gran público.
9. Pabellón Pedro Delgado. Para muchos aficionados es ‘la catedral del fútbol sala’. Es el recinto deportivo que más ha hecho vibrar a los segovianos y donde se han visto las mayores gestas con un equipo segoviano proclamándose campeón de Europa. Ahora los tiempos han cambiado y el Segovia Futsal vive momentos complicados, pero los aficionados y el pabellón siguen manteniendo esa magia que hacen que sea un lugar diferente.
10. Acueducto. El monumento romano, seña de identidad de la ciudad y la provincia. Su majestuosidad conecta con «nuestra historia y nos llena de orgullo». Además quiere que sea un símbolo de tantos rincones magníficos que tienen Segovia, que no ha podido repasar en este recorrido y de aquéllos que aún le quedan por descubrir. Porque, definitivamente, Segovia es una ciudad maravillosa que nunca dejará de sorprenderle.