La Iglesia gastó en 2018 en Segovia 3,2 millones de euros

A.M.
-

Con un déficit de 269.746,78 euros, la cifra es menor que la de 2017, que ascendió a 3.491.337,58 euros, registrando superávit en relación a los ingresos, pero está por encima de la de 2016, que se situó en 2.866.300,70 euros.

El obispo César Franco durante una celebración - Foto: D.S.

Con motivo del Día de la Iglesia Diocesana, que se celebra este domingo bajo el lema «Sin ti no hay presente. Contigo hay futuro», la Diócesis de Segovia, que preside el obispo César Franco, ha hecho públicas sus cuentas, como viene siendo habitual en los últimos años,  de donde se desprende que los gastos realizados en 2018 se situaron en 3.274.310,82 euros, equilibrados con los ingresos, si se suma una financiación adicional de 269.746,79 euros. El mayor gasto se realiza en la retribución del clero. 
En esta jornada, la Iglesia invita a los católicos a colaborar con las parroquias «aportando lo que tenemos: tu tiempo, tu cualidades, tu colaboración económica y tu oración», según la Conferencia Episcopal Española.
En 2017, con superávit, los gastos ascendieron a 3.771.363,94 euros, mientras que los gastos alcanzaron la cifra de 3.491.337,58 euros, con un saldo positivo en torno a los 280.000 euros. En 2016, los ingresos –3.452.603,23 euros– también quedaron por encima de los gastos, 2.866.300,70 euros, con 586.000 euros de superávit.    
La Iglesia gastó en 2018  en Segovia 3,2 millones de eurosLa Iglesia gastó en 2018 en Segovia 3,2 millones de eurosEn 2018 descendieron las aportaciones voluntarias de los fieles, hasta 106.400,70 euros, frente a los 123.707,57 euros de 2017 y a los 133.504,11 euros de 2016. 
Sin embargo, subió la asignación tributaria (Fondo Común Interdiocesano) hasta los 2.118.903,99 euros, el principal ingreso, cuando en 2017 fue de 2.099.552,31euros y en 2016 de 2.066.905,35 euros. 
El mayor gasto es el de las retribuciones del clero, los salarios de sacerdotes y religiosos, por 1.569.104,93 euros,  cifra muy similar a la de años anteriores, teniendo en cuenta que también ha aumentado la cifra de sacerdotes, hasta los 165, para 330 parroquias.La retribución del personal seglar, incluida la Seguridad Social, fue de 213.167,04 euros. 
La Iglesia gastó en 2018  en Segovia 3,2 millones de eurosLa Iglesia gastó en 2018 en Segovia 3,2 millones de eurosPara la conservación de edificios y gastos de funcionamiento, la segunda cifra más alta en gastos, se destinaron 1.020.055,21 euros. 
El obispo César Franco, con motivo de esta jornada, subraya que «la jornada de la Iglesia Diocesana nos recuerda cada año que la Iglesia es una gran familia en la que cada cristiano expresa su pertenencia a la comunidad instituida por Cristo. Cada bautizado es un don para toda la Iglesia en la medida en que toma conciencia de que, por muchos que seamos, cada uno aporta la riqueza de su individualidad y los dones que ha recibido de Dios». 
El prelado añade que «en la vida social y política de los pueblos la importancia de cada persona se pone de relieve cuando llegan las jornadas electorales que determinan el futuro de la sociedad. Por eso, los líderes políticos buscan el voto en las grandes ciudades y en los pueblos más perdidos de la geografía. La Iglesia no es una comunidad política. Su fuerza no reside en el número de los que la constituyen como familia o Pueblo de Dios. El valor de cada individuo reside en que es un miembro del Cuerpo de Cristo, que siente la responsabilidad del testimonio público en la sociedad»
«Por eso, el presente de la Iglesia implica a cada bautizado sin excepción. Y el futuro de la Iglesia nos permite acrecentar la esperanza en la medida en que cada cristiano asume su pertenencia a la Iglesia entregándose a sí mismo como hizo Cristo», matiza César Franco.
En cuanto a la labor de la Iglesia en Segovia,  la Diócesis ofrece las cifras de celebraciones en 2018, por debajo de los dos años anteriores: 668 bautizos, 649 primeras comuniones, 473 confirmaciones y 313 matrimonios. 
La actividad pastoral y evangelizadora arroja unos datos de 165 sacerdotes, 418 catequistas, 186 misioneros, 330 parroquias, 18 religiosos no sacerdotes, 301 religiosas profesas, 73 celebraciones de la palabra  y 15 monasterios.
De la actividad cultural, la Diócesis destaca la realización de una inversión superior a 500.000 euros  en la conservación y recuperacióndel patrimonio diocesano y la inversión en la Catedral de Segovia para la mejora y conservación del patrimonio. Asimismo, pone de relieve la puesta en marcha del proyecto cultural y religioso ‘Segovia Sacra’, para facilitar el acceso a algunos templos Bien de Interés Cultural (BIC)de la capital, recuperar el palacio episcopal y crear el museo de orfebrería ‘Splendor Fidei’.
En el apartado de actividad caritativa destaca la cifra de más de 2.600 personas atendidas en los diferentes programas de infancia y juventud, mayores, personas sin hogar, orientación jurídica o empleo, entre otras; 512 personas se beneficiaron del economato; 1.653 personas beneficiadas de la tienda solidaria; 221 plazas en las tres residencias de mayores y hogares para discapacitados, y165 personas han hecho uso del servicio de prevención y atención a las toxicomanías. En 2017, las personas atendidas superaron la cifra de 2.500, las mismas que en 2016.  
Con 245 voluntarios de Cáritas, se cuenta con un centro para personas con discapacidad regido por los Hermanos de la Cruz Blanca y la residencia de ancianos de las Hermanitas de los Pobres, que son también expresión del compromiso de la Iglesia por los más necesitados, indica el Obispado. 112 personas fueron atendidas por el Centro de Orientación Familiar, aparte de llevar a cabo labores de acompañamiento a los internos del Centro Penitenciario de Segovia y desarrollar 4 proyectos de Manos Unidas, por 137.544,33 euros. 
En la acción educativa, se incluyen los alumnos de los tres colegios católicos: Jardín de infancia, 535; enseñanza primaria, 1.203, y enseñanza secundaria 1.175. Con más de 150 profesores. A la formación se aportaron 22.518,07 euros.
Un total de 33 personas han participado en los cursos organizados por la Escuela Diocesana de Teología, más de 600 niños, adolescentes y jóvenes participaron en las actividades de la Escuela Diocesana de Tiempo Libre (EDETIL), 200 menos que en 2017 y 2016. El año pasado se contó con 68 profesores de religión y moral católica, así como con 2 seminaristas mayores  y 4 menores. 
GRAN FAMILIA. En la Conferencia de religiosos de España están adscritos 407 institutos religiosos (299 congregaciones femeninas y 108 masculinas) con un total de 4.944 comunidades religiosas (3.545 femeninas y 1.399 masculinas) que agrupan a 30.252 religiosas y 9.844 religiosos). Su presencia en campos como la educación, la sanidad y la asistencia social a los más necesitados resulta esencial para nuestro país, de acuerdo con la Conferencia Episcopal. 
También en este apartado se encuentra la vida contemplativa, que en España se hace especialmente presente a través de 801 monasterios, a los que pertenecen un total de 9.202 monjas y monjes de clausura. EnEspaña se cuenta con 17.754 sacerdotes, 1.263 seminaristas, 100.973 catequistas, 23.021 Parroquias,  40.096 religiosos, 441 diáconos permanentes y 801 monasterios. De 3.111 bienes inmuebles de interés cultural, 643 se encuentran en Castilla yLeón. Las diócesis han destinado 59.831.062  euros a 381 proyectos de conservación y rehabilitación en 2017. 
En cuanto a la asignación tributaria según la declaración de IRPFde 2017, este año,  se incrementó en 51.658 el número de declaraciones en que se marcó la X de la Iglesia, en su mayoría nuevos cotizantes.  Los contribuyentes asignaron a la Iglesia 267,83 millones de euros, 11,6 millones más que en 2017. Se trata de la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007.  Un tercio de los contribuyentes marcan la X a favor de la Iglesia católica (33,3%).
EnSegovia, en 2016, la asignación tributaria fue de 2.066.905,35 euros, que creció a 2.099.552,3 euros, en 2017, y se situó en 2-118.903,99 euros, en 2018.  El incremento de la cantidad obtenida se debe fundamentalmente a dos factores: la mejora de la situación económica y, en consecuencia, el incremento general de la renta declarada en el IRPF, según la Iglesia.