MAPFRE consolida su compromiso con Renault en la Fórmula 1

Agencias
-
En el centro de la imagen, Thierry Bollore, CEO de Groupe Renault; Antonio Huertas, Presidente de MAPFRE y Jérôme Stoll, Presidente de Renault Sport Racing

El gigante de los seguros se convierte en uno de los principales patrocinadores oficiales de los monoplazas de la compañía francesa

MAPFRE y Groupe Renault han mantenido un encuentro en París en el que han valorado la evolución de los acuerdos de patrocinio quinquenal y de negocio, un año después de la firma, y han convenido en que la alianza es muy satisfactoria para ambas partes.

Como parte de dicho acuerdo, MAPFRE se ha convertido en uno de los principales patrocinadores oficiales de Renault F1 Team. Asimismo, abrió la puerta a que MAPFRE y Groupe Renault exploren soluciones vinculadas al papel del seguro en el futuro de la industria del automóvil.

La compañía MAPFRE tiene una presencia en los cinco continentes y es compañía de referencia en el mercado español, es la mayor aseguradora nacional en el mundo, el tercer grupo asegurador en Latinoamérica y se encuentra en el Top 10 en Europa por volumen de primas. Además, cuenta con más de 35.000 empleados y en 2018, sus ingresos se aproximaron a  los 27.000 millones de euros y el beneficio neto se situó en 529 millones de euros.

Por su lado, Renault, durante más de 115 años, ha constituido el automovilismo como un elemento esencial de su ADN. En Fórmula 1, ha participado en más de 600 carreras y cosechado 11 campeonatos de pilotos, 12 campeonatos mundiales de constructores y 177 grandes premios.

En 2016, movido por esta trayectoria de éxito y su deseo de reafirmar su compromiso con el deporte, Renault lanzó una nueva entidad que abarca todas sus actividades de automovilismo –Renault Sport Racing– y otra que permite gestionar el desarrollo y la venta del portafolio de Renault Sport Cars. Los objetivos fundamentales son promover la pasión de la compañía por el deporte de motor entre una mayor audiencia, al tiempo que fomentar las sinergias tecnológicas entre las carreras y el rally, y sus modelos de deportes de carretera.

En febrero de 2016, Renault Sport Racing asumió el control y la coordinación de todas las actividades de deportes de motor, desde la Fórmula 1 y Fórmula E, hasta las Renault Sport Series. Actualmente bajo una misma gestión general que cubre tanto a la plantilla como las instalaciones de las dos sedes principales de la compañía en Viry Châtillon (Francia) y Enstone (Reino Unido), Renault Sport Racing refuerza de forma decidida el compromiso de Renault con el automovilismo.