El fracaso de la SAD frustró también un proyecto industrial

Nacho Sáez
-

El grupo que iba a invertir en la Segoviana tenía previsto poner en marcha una plataforma empresarial y crear puestos de trabajo en la ciudad, según reveló el presidente gimnástico en una asamblea en la que anunció que dimitirá en junio.

La junta directiva de la Segoviana (de espaldas), durante la asamblea exatraordinaria de este viernes. - Foto: Juan Martín Gimnástica Segoviana

En torno a un centenar de socios asistieron ayer a la asamblea extraordinaria que se había convocado en el instituto Andrés Laguna. Una cita muy esperada después de que la directiva anunciara el pasado 26 de septiembre que desistía -junto a la empresa que había anunciado su intención de invertir en el club- de convertirse en SAD.

”No vamos a pasar por que se nos desprestigie”, señaló el presidente durante una alocución inicial en la que ofreció algunos detalles hasta ahora desconocidos del proyecto. Según explicó Agustín, eran cuatro personas del mundo financiero y tecnológico las que pretendían entrar en la Segoviana (“Trascendió el nombre de Teknei porque era quien había llevado el peso de las negociaciones”, remarcó Agustín) y habían diseñado un plan de inversiones que contemplaba inyectar cantidades de dinero temporada a temporada a través de ampliaciones de capital. “300.000 euros en Tercera y 700.000 o 750.000 en Segunda B. Así el club no se habría endeudado aunque hubiera salido mal”, indicó acerca de un proyecto que contemplaba cofinanciar obras en el Estadio Municipal de La Albuera e instalar una plataforma empresarial en Segovia que habría generado puestos de trabajo, sin revelar muchos más detalles en este último caso. La transformación en SAD se habría realizado con un capital social de 400.000 euros y cada acción habría tenido un coste de 300 euros.

“Ha existido una fractura social como no se había dado nunca antes en este club. Hablé con el grupo inversor y les dije que no me compensaba. Ellos querían seguir, pero no estaban cómodos así que tomamos la decisión de desistir”, continuó Agustín, arropado en el escenario del salón de actos del Andrés Laguna por el resto de una directiva que reconoció haber gestionado mal “los tiempos” y “la comunicación”.

El presidente gimnástico, Agustín Cuenca, durante un momento de su intervención.El presidente gimnástico, Agustín Cuenca, durante un momento de su intervención. - Foto: Juan Martín Gimnástica Segoviana

Unos errores que no ocultan, en su opinión, que la Segoviana “tendrá que afrontar el debate de la SAD antes o después”. “El crecimiento en la actual situación va a ser mínimo y con lo que tenemos no da para mantenerse en Segunda B”. “Estuvimos a punto de lograr la permanencia con el presupuesto más bajo y de hecho el Rápido de Bouzas y el Navalcarnero, que eran los siguientes, se salvaron. Pero un año después han bajado”, argumentó Agustín en otro de los momentos de una asamblea que se desarrolló en un clima de respeto y que se abrió a las preguntas y reflexiones de los socios.

Uno pidió que se explore la posibilidad de retomar el proyecto con el grupo inversor, a lo que el presidente pidió a los socios “que recojan el guante” y reúnan los apoyos que exigen los estatutos para intentarlo, “aunque a lo mejor Teknei nos coge el teléfono o a lo mejor no, porque en estos días han recibido cuatro llamadas de equipos ofreciéndose para hacer lo que tenían preparado para la Segoviana”. En ese sentido, varios socios expresaron sus dudas acerca del proyecto por las menciones al ‘blockchain’ y a las criptomonedas a las que hacía referencia un dossier encargado por Teknei.

“A mí me dijeron que eso no era para la Segoviana y han cumplido su palabra en todo lo que han dicho”, justificó Agustín, que descartó que él se vaya a presentar a las elecciones que en teoría se convocarán a final de temporada una vez que dimita la actual directiva. En teoría, porque no es descartable que se pueda producir un nuevo vuelco en los acontecimientos. El exconcejal de Deportes, Javier Arranz, propuso convertir el club en SAD a través de una capitalización social de 1.000 acciones a 100 euros cada uno. Una posibilidad que no estaba en el orden del día y que por esa razón no se votó. La asamblea concluyó con la presentación de las cuentas a petición de un grupo de socios.

Socios asistentes a la asamblea.Socios asistentes a la asamblea. - Foto: Juan Martín Gimnástica Segoviana