Ha llegado la hora del buen yantar

Patricia Martín
-

'El fogón' de Vanessa Agramunt, Bar El Yantar.

Ha llegado la hora del buen yantar - Foto: Rosa Blanco

En Escultor Marinas, entre la glorieta de Santo Tomás y la Avenida del Acueducto, lleva funcionando desde hace casi tres décadas el bar El Yantar, con su característica ventana abierta a la calle. Su propietaria Pilar García Quintana recuerda que al principio «dábamos huevos fritos de aperitivo. Creo que fuimos de los primeros que comenzaron con este aperitivo. También eran característicos los bocadillos por la noche». 
Pilar García Quintana explica que ahora El Yantar se centra más en canapés, tortillas para llevar y, durante el invierno, sus guisos de cocina. Pilar se distribuye el trabajo con la cocinera Vanessa Agramunt. El Yantar abre a las ocho de la mañana y empiezan a prepararse para el desayuno, elaborando las tortillas. «Todo el mundo que pide un café, un zumo o lo que quiera, se le sirve gratis una pulguita de tortilla de patata, de jamón o de las variedades que preparamos o un pincho de tortilla, pero siempre es gratis, no lo cobramos», detalla Pilar García Quintana. 
La actividad continua con la elaboración de los aperitivos para la hora del vermút. «Hacemos un día paella. En invierno, platos calientes como cocido, lentejas o potaje. Tenemos un placa que colocamos encima de la barra para poner el puchero». Ahora que estamos en verano, se decantan por cosas más fresquitas como el salmorejo o las ensaladas.
Al desayuno y el aperitivo del bar El Yantar acuden sus clientes, que a los vecinos del barrio se suman los trabajadores de las oficinas, entidades bancarias y negocios que están en esta zona de la ciudad. Pilar y Vanessa cuidan mucho los detalles y recogen la barra para que los pinchos no se estropeen. «Sobre las tres cuando termina el vermú, se guarda para que no se queden secos y no haya problemas con el calor». Después, a partir de las seis de la tarde, Vanessa Agramunt se pone de nuevo en marcha para surtir de nuevo la barra. 
LAS TORTILLAS. En el bar El Yantar son muy populares sus tortillas de patata para llevar. Las elaboran al estilo tradicional, a elegir con y sin cebolla, campesina, con atún, con espárragos trigueros, etc. «Una opción que funciona muy bien ahora sobre todo en el verano que la gente se va al campo y a las piscinas y llevarse una tortilla de patata les van fenomenal para no tener que cocinar». 
El buen ambiente en este pequeño establecimiento continúa a ultima hora de la tarde y por la noche. Pilar García Quintana explica que a esa hora el plan cambia y ofrecen buena música. «Tenemos un programa con él que podemos seleccionar y los clientes disfrutan de la buena música mientras se toman una copa «tranquilamente» hasta la hora del cierre del bar. El día de descanso para Pilar y Vanessa son los domingos. 
El Yantar lleva más de 25 años al servicio de la ciudad, con su propuesta de buenos pinchos. Un establecimiento, en su característica ventana, muchos segovianos, han disfrutado de un café, una caña o un vinito, sin pasar calor.