TIEMPO MUERTO

Diego Izco

Periodista especializado en información deportiva


Cambio de tema

Seguro que se han enterado de lo del Valladolid. Sí, seguro que sí. Aquí una pausa, uno de esos incómodos silencios que desnudan al interlocutor, no físicamente, claro, pero sí emocionalmente, porque se supone que usted -exagero, sí- lo sabe todo sobre fútbol o trata de saberlo, vamos, que se considera un tipo bien informado de los que se ven un par de partidos, 10 resúmenes, se leen un par de periódicos y procuran estar al día para soportar preguntas como, ocho subordinadas después, «¿Te has enterado de lo del Valladolid?». Claro, claro, respondes. Revisas el 'disco duro' al que antes llamabas memoria y te aparece, crees, una derrota con el Atlético de Madrid (1-0) y durante la semana algún lío puñetero entre Ronaldo y la ciudad (o solo el alcalde) por la posible construcción de un estadio en las afueras. «¿A qué se referirá?», piensas un poco agobiado. Nada se te escapa, ¿qué quiere decirme? Y entonces, humildemente, lo aceptas. Dices que no y escuchas un estruendoso «¿Nooooo? ¿No te has enterado?» con retintín de chulito-piscinas. Te sienta mal. Tenías que haber respondido que sí, a ver qué sucedía, pero después hubiese llegado el inevitable «¿Y qué te parece?» que te haría quedar como un doble-idiota. Así que tratas de cambiar de tema para salir airoso…

Y así, cambiando de tema, es como no nos enteramos de los que les sucede a los pequeños (un penalti como la copa de un pino que no se pitó, aun revisándose en la pantallita del VAR) que se están jugando la vida a estas alturas de la temporada. Los datos están ahí, ocultos detrás de un montón de noticias de gigantes y semidioses que visten de blanco y azulgrana, pero no les prestamos la atención merecida. Nadie les dijo ayer «¿Te has enterado de lo de Valladolid?», ¿verdad? Es una de esas injusticias cósmicas que deberían hacernos pensar, aunque sea un poquito y cambiemos de tema pronto.