scorecardresearch

Rechazan el recurso contra la Estrategia de Calidad del Aire

SPC
-

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente asegura que esta nueva sentencia "afianza" la normativa de la Junta

Calles del centro de Valladolid cortadas al tráfico de vehículos a motor por los altos índices de ozono en el aire, en una imagen de archivo. - Foto: Ical

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León rechazó el recurso presentado por Ecologistas en Acción contra la Estrategia para la Mejora de la Calidad del Aire, por lo que este documento elaborado por la Junta queda confirmado y adquiere firmeza, según adelantó hoy el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante su comparecencia tras la reunión del Consejo de Gobierno.

Suárez-Quiñones desveló que se le ha notificado a la Junta la decisión del TSJ de inadmitir el recurso de Ecologistas en Acción contra la Estrategia de Calidad del Aire, organización que ahora deberá asumir las costas judiciales impuestas por el tribunal.

Para la Consejería de Fomento y Medio Ambiente esta nueva sentencia "afianza" la normativa de la Junta, en este caso en relación a las acciones para mejorar la calidad del aire en la Comunidad.

Las medidas que recoge la Estrategia para la consecución de sus objetivos están diseñadas con dos enfoques: a corto plazo, para solucionar los problemas que afectan a la protección de la salud y mejorar el sistema de información pública y de alerta a la población; y a medio y largo plazo, con medidas dirigidas a fijar y asegurar un mayor control de las fuentes emisoras, en especial, en el caso de las fuentes de contaminantes precursores del ozono, que constituye el problema más importante en la Comunidad y que "tiene las soluciones más complejas, por el desconocimiento científico de la formación de este contaminante", según explica la Junta, quien mostró su "satisfacción" por la decisión del tribunal.

La Estrategia establece las pautas para lograr una mejora significativa de la calidad del aire que permita conseguir que, en el menor plazo de tiempo posible, se cumplan los objetivos de calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud para los contaminantes primarios y evitar que se produzcan superaciones del valor objetivo de protección a la salud por ozono en todo el territorio regional y éstas, de acuerdo con la sentencia, son correctas.

Además, la Junta ha de desarrollar Plan de mejora de la calidad del aire por ozono troposférico en Castilla y León con el que se pretende rebajar los niveles de este contaminante, "algo especialmente difícil dada la especial complejidad que tiene la formación de este contaminante secundario en la atmósfera en la que intervienen contaminantes primarios emitidos por la actividad humana locales y en un gran porcentaje de fuera de la región y sustancias naturales emitidas por la vegetación". Este documento está ahora en una fase avanzada de su tramitación y se espera su aprobación en breve.