Los emigrantes que retornan se duplican y ya rozan los 2.000

SPC
-

El grueso procedió de América del centro y del sur, con un total de 983 bajas consulares

Los emigrantes que retornan se duplican y ya rozan los 2.000 - Foto: MiriamChacoN

Buscarse la vida implica movimiento y la falta de oportunidades laborales en una zona geográfica impele a su población a trasladarse a otra donde poder trabajar, sin perder nunca de vista los orígenes. Muchos fueron los españoles que se desplazaron a otras zonas del mundo para trabajar durante los peores años de la crisis, pero la mejora de la economía en España está impulsando a cada vez más nacionales residentes en otros países a regresar a la tierra que les vio nacer.

Y es que la cifra de españoles retornados lleva creciendo de manera continuada durante los últimos seis ejercicios, desde que su número tocó suelo en 2012, en pleno marasmo económico. Los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, recogidos por Ical, indican que el año pasado, las bajas consulares de castellanos y leoneses residentes en el extranjero alcanzaron las 1.916, lo que supone casi duplicar las 998 contabilizadas en el año 2013.

Las cifras de retorno han evolucionado al compás de la mejora económica, y desde los 980 y 998 en 2012 y 2013, a los 1.153 en 2014, cuando las cifras macro retornaron al dinamismo; los 1.385 en 2015; los 1.665 en 2016; los 1.803 en 2017, y los 1.916 el año pasado.

El informe anual que publica el ministerio precisa que el grueso de los españoles retornados, regresó desde países de América del centro y del sur, con un total de bajas consulares de 983, el 51,3 por ciento del total. Del continente americano también llegaron, pero del norte, otros 149 españoles.

Además, cabe destacar el número de retronados desde países de Europa. En concreto, un total de 479 procedieron de países de la unión Europea, y otros 120 del resto de Europa. El número de españoles retornados se completa con los 115 que regresaron desde países de Asia; los 44 desde naciones africanas; y los 26 de Oceanía.

Provincias

Por provincias, todos los territorios de la Comunidad vieron crecer el número de retornados desde otros países en el último lustro, con mayores incrementos en Valladolid, donde volvieron 347, un 137,7 por ciento más; Soria, donde se contabilizaron 111, con una subida del 112,9 por ciento; y León, que dio la bienvenida a 478, que suponen un crecimiento del 105,2 por ciento respecto a 2013.

Asimismo y siempre según los datos del departamento que dirige Magdalena Valerio, a Salamanca retornaron en 2018, un total de 305 españoles, un 99,3 por ciento por encima de la cifra de 2013; a Burgos, 275, con un avance del 92,3 por ciento; y a Ávila, 117, un 72,1 por ciento más.

Además, en el caso de Zamora, el número de retronados el año pasado, ascendió a 131, que suponen una subida respecto a hace un lustro del 59,8 por ciento; a Palencia volvieron 86, con un alza del 53,6 por ciento; y a Segovia, 111, un 29,1 por ciento más que en 2013.

La presidenta de la Asociación de de Emigrantes Retornados de Castilla y León, Aercyl, Francisca Cabello, detalla a Ical que la mayoría de las personas que deciden retornar “son jóvenes o jubilados”, aunque ambos tienen características muy diferentes, ya que estos últimos poseen “una pensión”.

Paquita, como le gusta que le llamen, explica que “la mayoría de los jóvenes que emigraron con la crisis quieren volver”, pero no lo hacen con mejores expectativas, ya que regresan “sin trabajo y a las ciudades, con la ilusión de encontrar un oportunidad laboral en España”. La precariedad y la escasa cualificación de los trabajos, sumado a la distancia y las diferencias de costumbres provoca que gran número de emigrados regresen de nuevo, ya que “no todo es tan bonito como pensaban”, afirma.

En relación con la asociación, realizan tareas de asesoramiento y gestión de las pensiones de otros países, en la mayoría europeos, como Alemania, Francia, Holanda Y Suiza. Esto se debe a que son los países en los que más personas han estado trabajando, por lo que se da soporte en traducción y formularios, entre otras gestiones. Aunque, las consultas procedentes de Latinoamérica, y, en especial, de Venezuela, tras la situación del país, también son frecuentes en la asociación.

Señala que la asociación recibe unas 4.000 consultas al año y cuenta con 1.500 asociados. “La gran mayoría vienen personalmente a la oficina al ser de Castilla y León, aunque otra parte decide contactar por correo electrónico”. Allí se les informa de “la subvención de la Junta de Castilla y León para todos los que quieran retornar o las ayudas para el alquiler de una vivienda”, aunque, Paquita reconoce que las ayudas “no son gran cosa”.

Además, todos aquellos jóvenes que emigraron con la crisis y proceden de un país europeo, donde han cotizado, “tienen derecho a una prestación por desempleo, mientras que los procedentes de países de fuera de la Unión Europea reciben la ayuda al retorno”, apostilla.



Las más vistas