Aumenta la asistencia a inmigrantes irregulares en Segovia

D. A.
-

Sacyl tiene registrados a más de 1.800 extranjeros sin permiso de residencia para su cobertura sanitaria en Segovia, casi 400 más que un año antes, y más de los que suman juntas las áreas de Zamora (267), Palencia (468), Ávila (364) y León (409)

Aumenta la asistencia a inmigrantes irregulares en Segovia - Foto: Diego de Miguel

La población extranjera que cuenta con cobertura sanitaria en Segovia pese a estar en situación irregular, por carecer de permiso de residencia, asciende a más de 1.800 personas tras haber aumentado un 27% en un año. Un incremento que ha coincidido en buena medida con la recuperación formal de la Sanidad universal a partir del verano de 2018, frente al decreto que la restringió en 2012 a nivel nacional, si bien Sacyl matiza que, en la práctica, nunca dejó de prestarse enCastilla y León.

Con datos actualizados hasta el pasado 1 de noviembre, concretamente, Sacyl contabilizaba 1.837 pacientes inmigrantes en situación irregular registrados en el área sanitaria de Segovia, 391 más que en esa misma fecha de 2018 (1.446). La cifra puede sorprender al ser superada sólo por Burgos (1.989) y situarse así como la segunda más alta de las once áreas en que se divide el sistema de Sanidad en Castilla y León (Valladolid tiene dos, Este y Oeste, y León también por tener otra específica de El Bierzo). De hecho, Segovia tiene tantos pacientes ‘sin papeles’ como los que suman Zamora (267), Palencia (468), Ávila (364), León (409) y El Bierzo (143), aparte de duplicar a Soria (806) y estar también por encima de Salamanca (1.044), Valladolid Oeste (829) y Valladolid Este (1.721).

En Castilla y León se contabilizaban así en total 10.181 inmigrantes en situación irregular registrados para su asistencia sanitaria con fecha del 1 de noviembre de 2019, 4.169 más (+35,68%) que un año antes. El incremento de Segovia, por tanto, es inferior al del conjunto de la Comunidad en términos porcentuales, pero la proporción de personas en esta situación en Segovia resulta muy superior a la de cualquier otra área. Es decir, que en Segovia, con 145.630 usuarios con tarjeta sanitaria o autorización oficial para su cobertura (los irregulares no reciben tarjeta como tal), los 1.837 ‘sin papeles’ que están registrados representan un 1,26% del total, muy por encima de Ávila (0,24%), Burgos (0,56%), León (0,13%), El Bierzo (0,08%), Palencia (0,30%), Salamanca (0,32%), Soria (0,92%), Valladolid Este (0,66) y Oeste (0,43%) y Zamora (0,16%). El porcentaje de Segovia representa de este modo una proporción de un paciente en situación irregular por cada 79 pacientes, frente a uno por cada 1.250 en El Bierzo, 769 en León, 625 en Zamora, 417 en Ávila, 333 en Palencia… 

Aumenta la asistencia a inmigrantes irregulares en SegoviaAumenta la asistencia a inmigrantes irregulares en Segovia

¿Y es normal semejante contraste entre esta área sanitaria y las demás de Castilla y León? ¿O cabe la posibilidad, por ejemplo, de que en Segovia se hayan registrado inmigrantes irregulares que en realidad residan en la vecina Madrid, por ejemplo? El Día ha planteado estas cuestiones a la Consejería de Sanidad y fuentes oficiales responden que no en ambos casos. Por un lado, señalan que, para garantizar de manera formal al solicitante su cobertura sanitaria, siempre se le exige un certificado de empadronamiento en algún municipio de la Comunidad, entre otros requisitos; y por otro, «la explicación de que exista un mayor número de tarjetas sanitarias a extranjeros en situación administrativa irregular en Segovia es sociológica», añaden, dado que en esta provincia «hay más porcentaje de extranjeros que en el resto».

Efectivamente, el 11,81% de la población de Segovia es foránea, cuando ese dato en las demás provincias de la Comunidad se queda entre un 4 y un 10%. Aunque también es cierto que, si sólo se tienen en cuenta los ciudadanos extracomunitarios que contabiliza el INE con residencia habitual en la provincia a 1 de enero de 2019, Segovia cae al quinto puesto con 10.591 personas con nacionalidad de algún país de la Europa extracomunitaria, África, América u Oceanía; muy por detrás de Valladolid (22.354), León (22.351), Burgos (20.179) y Salamanca (15.969), pese a tener el segundo mayor registro de población extranjera en situación irregular de las once áreas sanitarias de la Comunidad.

No en vano, Segovia también es la segunda por número de asistencias prestadas a este colectivo, según estadísticas oficiales de la Gerencia Regional de Salud relativas al periodo que va de octubre de 2018 a septiembre de 2019. Por las consultas externas del Complejo Hospitalario de Segovia pasaron 320 pacientes ‘sin papeles’ que requirieron 1.570 visitas a sus especialistas (cinco de media cada uno) durante el periodo citado, cifras sólo superadas por el Complejo Asistencial de Burgos (539 y 2.731). Y en las Urgencias del centro segoviano fueron atendidos 189 con un total de 325 consultas, de nuevo por detrás de Burgos únicamente.

Sanidad universal. Tal y como recordaba recientemente la agencia de noticias Ical, el Real Decreto aprobado por el Gobierno de Rajoy en 2012 supuso la exclusión del sistema sanitario nacional de los extranjeros que no estuvieran registrados ni autorizados como residentes, con la excepción de la asistencia al embarazo, parto y posparto, menores de edad y cualquier persona que requiriera una asistencia en urgencias por enfermedad grave o accidente. No obstante, la Consejería de Sanidad de Castilla y León tomó la decisión de no dar de baja a las personas de este colectivo que habían perdido el derecho a nivel estatal, siguió proporcionándoles cobertura e incluso siguió registrando, «por motivos humanitarios», nuevas altas de extranjeros en situación irregular que requerían atención sanitaria.

Ya en 2018, el 12 de junio de ese año, la Consejería publicó una resolución para dar formalidad a su criterio asistencial y asegurar homogeneidad en las pautas de actuación de los centros sanitarios de la Comunidad. «Podrá acceder a este programa la población extranjera mayor de edad, en situación administrativa irregular, con residencia efectiva en Castilla y León, sin recursos económicos suficientes y que no pueda acceder a la asistencia sanitaria pública por ninguna otra vía», señaló. Y «la asistencia sanitaria prestada de acuerdo a este programa se limitará al territorio de Castilla y León».

Pocas semanas después, en julio de 2018, fue el Gobierno de Pedro Sánchez el que aprobó un nuevo Real Decreto que propició la derogación del de 2012, la recuperación de la Sanidad universal y, a partir de ese verano, un notable aumento del número de pacientes ‘sin papeles’ que aún hoy, en vistas de las estadísticas, se sigue notando especialmente en provincias como Segovia.