LA MAREA

Antonio Pérez Henares

Escritor y periodista. Analista político


Sánchez, jugada "redonda"

A Sánchez la jugada le ha salido redonda. Ya no será el "okupa" de la Moncloa. Ha ganado las elecciones y lo ha hecho con gran holgura infligiendo una derrota contundente al PP y al conjunto de la derecha. No ha sido pequeña la ayuda por parte de esta, empeñada en una perfecta "conjura de necios" que ha hecho añicos cualquier posibilidad de victoria con una división letal. 
El PSOE es el vencedor y podrá gobernar, socios no le van a faltar e incluso, a su izquierda y hasta puede que a su derecha, no será la primera palabra electoral que se lleva el viento. Los derrotados, sin paliativos, son los Populares, por debajo incluso de los peores resultados previstos. Es el peor resultado de su historia y con un agravante. Ciudadanos les echa el aliento en el cogote. Doscientos mil votos y a un escuálido, ni llega, puntito de distancia. El "sorpasso" ha rozado el larguero. Ya veremos que pasa en la municipales, pero la primogenitura de la derecha está, seriamente, en disputa. 
Rivera, es por ello quien en ese espectro sale muy fortalecido. Se convierte en la tercera fuerza, desplazando a Podemos, que sufre una fuerte derrota que sin embargo puede que tal vez se compense con un poder mayor y, quien sabe si esta vez sí, con ministerios, algo que desea con fervor Iglesias. Pero lo cierto es que Rivera gana mas de 25 diputados y él pierde más de 30.
Vox es, sin embargo y a pesar de hacer con esa veintena larga de diputados, quien no sale bien del envite. Porque sus expectativas, hasta esa misma tarde, eran muchos mayores, porque ha sido mucho más el ruido que las nueces y porque, además, ha sido causante de un destrozo que no tardará en emerger en buena parte de sus votantes. Un sensación de amargura que se acrecentará cuando además salgan los datos del Senado, perdido también para la derecha tras, y aquí con la supina estupidez del famoso 1+1+1 que ha sido darle en bandeja el Senado a Sánchez y a los separatistas y que tan enardecidamente han pregonado por las redes los voceros mediáticos aliado, o incluso ya candidatos, fichados por Abascal. 
Habrá tiempo para dar la vuelta a todo. Pero solo queda decir que la participación ha sido espectacular, que el pueblo español ha votado y que, de eso a nadie le puede caber duda alguna, España tendrá el gobierno que ella misma se ha merecido. Esto es democracia.