Cuando Juanito alcanzó la 'cumbre' de su carrera

Agencias
-
Cuando Juanito alcanzó la ‘cumbre’ de su carrera - Foto: Twitter @JOiarzabal

Hace 20 años Oiarzabal se hizo un hueco en la historia del alpinismo al completar los 14 'ochomiles' tras su ascensión al Annapurna

El 29 de abril de este año será una fecha especial para el montañero Juanito Oiarzabal. El montañero Juanito Oiarzabal conmemorará el 20 aniversario de la primera vez que completó la lista de los catorce ochomiles al alcanzar la cumbre del Annapurna (8.091 metros) ese día de 1999. Fue el sexto hombre del mundo en lograr la hazaña.

En aquella expedición le acompañaron Ferrán Latorre, Juan Vallejo, Eneko Pou, el doctor Ion Armentia y el periodista Pedro Espinosa. Pero en el campamento base también estaba Maurice Herzog, quien ese día celebraba, curiosamente, 49 años de su subida a este monte nepalí, el primer ascenso registrado a un ochomil. En esa expedición francesa le acompañó Louis Lachenal.

Para conmemorar la subida de Oiarzabal, el alavés lo quiere celebrar con una proyección y una ascensión popular al monte Gorbea, situado entre las provincias de Álava y Vizcaya, el más alto de la región, a pocos kilómetros de Vitoria.

"Nuestra idea es hacerlo por las gradas, pero si vemos que hay mucha gente que no tiene experiencia, igual formamos dos grupos para que pueda subir quien lo desee sin problemas", explicó Juanito, que hizo un llamamiento general a participar.

Sobre su situación actual y la posibilidad de retomar el proyecto de 2x14x8.000 y repetir las 14 cimas, explicó que depende de su estado de ánimo y de lo que digan los médicos.

A pesar de todo, Oiarzabal acumula en estos momentos 26 cumbres de más de 8.000 metros y es la persona con más ascensiones de toda la historia. Para completar la lista de nuevo le queda hollar el Nanga Parbat y el Broad Peak, en Pakistán; el Shisha Pangma, en el Tíbet; y el Dhaulagiri, en Nepal.

"Lo que sí tengo claro es que si vuelvo a ello, será con la ayuda del oxígeno artificial", apuntó el montañero vasco y añadió que ya no tiene "nada que demostrar a nadie" y se lo toma como un "reto personal".