scorecardresearch

La Losa da la puntilla al Panorámico

Nacho Sáez
-

El Ayuntamiento de este municipio cambia sus normas urbanísticas para imposibilitar la reanudación de las iniciativas vinculadas a este faraónico proyecto que fracasó en los años 90, tras sufrir numerosas adversidades.

La Losa da la puntilla al Panorámico - Foto: Rosa Blanco

Todavía hay numerosas personas que se preguntan qué alberga esa llamativa cúpula que se distingue desde la autopista y la carretera, camino del túnel de Guadarrama. No es ningún secreto, pero el fracaso del proyecto vinculado a esa estructura ha cumplido dos décadas entre la indiferencia empresarial, política y social a pesar de que con él se fueron por el sumidero varios millones de euros; una parte aportados por Caja Segovia a través de un crédito. Ahora el Ayuntamiento de La Losa ha reaccionado y ha modificado sus normas urbanísticas -hoy la Comisión de Urbanismo de la Junta de Castilla y León lo ha aprobado- para dar la puntilla al faraónico y frustrado Centro Cultural y de Servicios Panorámico.

La carretera nacional N-603 cuenta en un pequeño tramo con dos carriles en sentido Segovia. Uno de ellos fue construido como carril de deceleración para acceder al Panorámico, pero en vista de su desuso terminó reconvertido para facilitar los adelantamientos en esta parte del trayecto entre Madrid, Segovia y los municipios de este entorno. Poco más se ha podido aprovechar de aquel proyecto. Al menos legalmente porque los ladrones se han llevado casi todo: cables, puertas, marcos de ventanas, extintores, un proyector de cine, tejas... Los cuatro edificios que se construyeron y que hoy todavía permanecen en pie se encuentran totalmente desvalijados.

Acceder es sencillo. Tras aparcar el coche junto al inicio de la Senda de las Laderas de Mujer Muerta y Ruta al Puerto de Pasapán, si no se quiere saltar el cercado hecho con piedras que delimita esta finca, hay que andar no más de 200 metros hasta una valla que está cerrada sólo por una pequeña cadena fácil de desenredar. El entorno es espectacular. Nada se interpone entre la Sierra de Guadarrama y el complejo, donde uno imagina un espacio para banquetes de bodas que al menos hoy habría tenido un éxito garantizado.

A la izquierda, el espacio para artesanos, en el centro la ermita, y a la derecha la cúpula, que albergaba el panorámco y la sala de cine.A la izquierda, el espacio para artesanos, en el centro la ermita, y a la derecha la cúpula, que albergaba el panorámco y la sala de cine. - Foto: Rosa BlancoParcialmente esa era la idea, pero había mucho más en la memoria que presentó en el Ayuntamiento de La Losa Guillermo Tena, dueño de esta finca (conocida como ‘La Pedrona’) y uno de los principales impulsores del Panorámico. La Expo de Sevilla de 1992 disparó los sueños de este farmacéutico y médico especialista en Toxicología, que hasta ese momento tenía en esas parcelas un labratorio equino. Con la complicidad de al menos otra persona, de la que sin embargo poco más se ha vuelto a saber, ideó un complejo de cerca de dieciséis hectáreas que dispondría de un hotel-residencia, un área comercial y de restauración, un área artesanal, una sala de proyección de 360 grados, un panorámico, una capilla y una gasolinera, según consta en la memoria que firmaron en julio de 1992 los arquitectos Eleuterio Población, Fredeswinto Pérez y Miguel Mayor.

El objetivo, dijeron, era fomentar el turismo interior en la provincia a través de una experiencia en la que los visitantes se empaparían «del potencial implícito por la riqueza artística y paisajística de una región que visitan con frecuencia, pero de la que tienen en la mayor parte de los casos, un conocimiento excesivamente superficial, circunscrito a sus rasgos más típicos». Y para ello emplearían, subrayaron, «los soportes audiovisuales más modernos». En este sentido se habló de conceptos como ‘fibra óptica’ y ‘realidad virtual’, inéditos en los noventa. Una revolución de altura en aquella época.

Sin embargo, las desgracias en torno al Panorámico tardaron muy poco en comenzar a sucederse. Los trabajos de construcción de los distintos edificios que compondrían el complejo resultaron un calvario. Un vendaval derribó los parámetros verticales que iban a sujetar la cubierta en el inmueble destinado a la zona comercial y de restauración, el único que no se comenzó de cero. Por su parte, el panorámico propiamente dicho –que fue construido sobre un arroyo– se inundó a causa de una nevada y retrasó la inauguración.

Plano del proyecto que presentaron los arquitectos en 1992.Plano del proyecto que presentaron los arquitectos en 1992. - Foto: Rosa Blanco«Hubo factores de mala suerte, pero no sólo eso», reflexiona Claudio Sartorius, secretario del Ayuntamiento de La Losa. Él vivió de primera mano toda la tramitación de un proyecto que contó con una inversión de más de 1.600 millones de pesetas (9,6 millones de euros), según publicó ‘El Adelantado de Segovia’. Esa cantidad, sin embargo, no fue suficiente para sacarlo adelante. Se debió en parte a que una subvención de la Junta de Castilla y León que los promotores creían concedida no llegó nunca a sus manos. En opinión de Sartorius, no obstante, «los empresarios segovianos no creyeron en el proyecto. «Para mí fue un error de concepto. Yo no sé si a los turistas les iba a interesar esto», señala el secretario municipal, que echó en falta también la elaboración de «un estudio comercial adecuado».

LICENCIA. El caso es que sólo llegó a abrir sus puertas unos meses. Y de forma oficial únicamente tuvo licencia la terraza, aunque sí que consta que se llegaron a proyectar algunas películas en la sala de cine. Allí permanece tirado aún el cartel de ‘Decisión crítica’, film protagonizado por Kurt Rusell y Steven Seagal y estrenado justo en ese 1996 en el que el Panorámico arrancó, aunque sin fuerza para alcanzar los objetivos para los que había sido diseñado. 

Las butacas es de lo poco que sigue en su lugar. La pantalla está arrancada y las paredes, decoradas con la firma de numerosos graffiteros, que han hallado aquí un espacio perfecto para expresarse. Alejado del entorno urbano de La Losa, disfrutan de absoluta impunidad para pintar donde les plazca hasta el punto de que en algunas estancias se acumulan decenas de sprays vacíos que han dejado después de rematar su obra. El único lugar que se ha librado de su acción es el interior del panorámico, aunque bajo la cúpula se ha convertido en lugar de pastos para el ganado. Casi no entra luz natural, pero el flash de la cámara de la fotógrafa de El Día de Segovia permite descubrir algunos de los elementos que iban a utilizar en los espectáculos.

Sala de cine que formaba parte del complejo.Sala de cine que formaba parte del complejo. - Foto: Rosa BlancoEntre ellos figura un Acueducto de lo que parece ser cartón-piedra, símbolo de esa oferta de promoción turística que pretendía encarnar un proyecto que acabó embargado y subastado sin que nadie lo haya retomado a día de hoy. Los últimos propietarios conocidos por parte del Ayuntamiento son Acciona Inmobiliaria, Bankia, Crespo y Blasco SA, Panorámico SA e Inmunobiológicos SA, estas dos últimas sociedades de Guillermo Tena, que falleció en 2011 tras haber presidido el Instituto Nacional de Toxicología y haber recibido la Gran Cruz de la Orden de San Raimundo de Peñafort, entre otras distinciones.

Su éxito en el mundo farmacéutico y de la medicina no lo supo trasladar a la iniciativa que puso en marcha en La Losa, que con el paso del tiempo ha sido objeto de diferentes propuestas para rescatarla del deterioro y del olvido. La productora de televisión Globomedia –propiedad de la familia Aragón– sonó como compradora, mientras que la anterior alcaldesa del municipio, Sara Dueñas, pidió que se transformase en casa-parque del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Otros han sondeado la opción de abrir un espacio de venta de coches de ocasión y de segunda mano e incluso construir viviendas de lujo, pero nada ha terminado de fructificar.

En cierto modo para alivio del Ayuntamiento, cuyo secretario reconoce que de haberse puesto en marcha el complejo habría generado «muchos problemas a La Losa». «Nos encantaría que se desarrollara el Panorámico, pero no tenemos agua para abastecerlo», completa la actual alcaldesa, Mercedes Otero, que lidera la modificación de las normas urbanísticas en la que los servicios municipales han trabajado para dar la puntilla al fracasado proyecto.

El edificio destinado a zona comercial era el único que ya estaba construido. Hoy está saqueado.El edificio destinado a zona comercial era el único que ya estaba construido. Hoy está saqueado. - Foto: Rosa BlancoFormalmente el objetivo era cambiar la calificación de suelo rústico común de equipamiento privado que ostenta la finca por la de suelo rústico con protección natural, pero la cuestión de fondo es que declara fuera de ordenación los usos, construcciones e instalaciones existentes en el Panorámico, y cierra la puerta a que se puedan edificar el resto de inmuebles que figuraban en el proyecto inicial y que no se llevaron a cabo, como un hotel de cien plazas. 

El Ayuntamiento argumenta que La Pedrona se encuentra catalogada como Zona Especial de Conservación (ZEC), Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Área Crítica del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica, regulada por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) del Espacio Natural de la Sierra de Guadarrama. También subraya que las Directrices de Ordenación de Ámbito Subregional de Segovia y Entorno (Dotse) incluyen la mitad oriental de la finca en el Paisaje Valioso PV 08 ‘Piedemonte de la Mujer Muerta’. Aunque no se prevé la expropiación o demolición del Panorámico, entierra casi cualquier opción de que pueda resurgir.

Una vez que la Junta de Castilla y León ha aprobado esta modificación de las normas urbanísticas de La Losa, lo que fue un día el sueño de Guillermo Tena languidece incluso con riesgo para la integridad de las personas. Hay arquetas destapadas y todas las estancias se mantienen abiertas de par en par sin que exista seguridad sobre el estado de las estructuras. En una de ellas había una colección de animales disecados que desapareció. Como casi todo en este proyecto, que hasta se permitió el lujo de erigir una ermita de la nada. El templo es el símbolo de una ambición que no contó ni con protección divina ni con acierto sobre el terreno.

Más fotos:

Elementos que se conservan en el panorámico propiamente dicho.
Elementos que se conservan en el panorámico propiamente dicho. - Foto: Rosa Blanco
Ermita que se construyó, ahora llena de graffitis.
Ermita que se construyó, ahora llena de graffitis. - Foto: Rosa Blanco
 Interior de de la zona comercial y de restauración.
Interior de de la zona comercial y de restauración. - Foto: Rosa Blanco
Sala del panorámico, bajo la gran cúpula que se ve desde la carretera.
Sala del panorámico, bajo la gran cúpula que se ve desde la carretera. - Foto: Rosa Blanco
Ábside de la ermita, lleno de pintadas.
Ábside de la ermita, lleno de pintadas. - Foto: Rosa Blanco
Sala para los artesanos.
Sala para los artesanos. - Foto: Rosa Blanco